7 errores frecuentes de las páginas web de asesorías

Photo by Erik Mclean

Tu web o la de tu asesoría son tu escaparate en Internet. En muchos casos es el primer contacto de un cliente potencial contigo. Tienes que prestarle atención y evitar fallos que puedan generar desconfianza en los visitantes.

Y también alguna que otra posible sanción. 

Estos son los 7 errores más frecuentes que me he ido encontrando al revisar páginas web de asesorías y despachos.

¿Estás cometiendo alguno?

1.- No utilizar fotografías reales tuyas, de tu equipo o de tus instalaciones

Tienes que mostrar que existen personas de carne y hueso detrás de la web. Utiliza fotografías reales de tu equipo, de tus instalaciones, o tuyas. Que tus visitantes os pongan cara.

Cuando uses las de banco de imágenes, o de stock, elige aquellas que se aprecie de forma clara que son decorativas.

No coloques una imagen de un equipo de trabajo bajada de Internet en la sección sobre nosotros o cuando estás hablando de ti. Puede llevar a error y dañar la confianza en tu despacho.

Intenta que no aparezcan las caras de los modelos. Así evitarás confusión

2.- No cumplir con las normas sobre Protección de datos

Estas leyes se aplican a cualquier página web relacionada con tu actividad profesional. Por muy sencilla que sea la tuya, hay unos requisitos mínimos que no debes pasar por alto.

Y estos van variando. Si no revisas tu web cada cierto tiempo, se va a quedar desactualizada y no estará conforme a la normativa.

En octubre del 2020 finalizó el plazo para adecuar los banners de cookies a las directrices de la Agencia de Protección de datos. ¿Lo has modificado ya?

Mantener una página web que no cumpla la normativa, puede provocar dos consecuencias:

A – La pérdida de confianza por parte de tus visitantes.

Los usuarios ya nos estamos acostumbrando a ciertas prácticas relacionadas con la seguridad de los datos.

Te sorprendería conocer la cantidad de personas que se leen o al menos ojean las páginas legales, o que no quieren que se carguen ciertas cookies en sus navegadores.

Si encuentran errores de este tipo, se formarán una mala imagen de tu despacho.

B – Sanciones de hasta varios miles de euros por parte de la Agencia de Protección de datos. Y existen. Puedes comprobarlo en este enlace de la AEPD

3.- Tener un diseño antiguo o descuidado

Una página con varios años de antigüedad o con fallos de diseño genera un efecto negativo en tus visitantes. Los aspectos visuales de una web también cambian y sigue modas.

Actualízala cada 2 o 3 años. Utiliza diseños profesionales y actuales. Si usas plantillas, busca una de calidad, y que encaje con el contenido. Elimina los apartados que no utilices.

Contrata servidores de calidad. Huye de los gratuitos tipo Wix o incluso generalistas como Ionos o similares.

Comprueba que:

  • Todos los enlaces son correctos.
  • Los iconos sociales funcionan y te enlazan con tus perfiles.
  • Las páginas legales son correctas, con tus datos de contacto, número de colegiado (si ejerces la abogacía), etc.
  • Que han sustituido las fotografías de la plantilla por las tuyas o de tu equipo.
  • Que se visualiza de forma correcta en los dispositivos móviles. Cada vez se utilizan más para acceder a Internet.

4.- No facilitar tu dirección física

Este es uno de los errores menos frecuentes. Casi todos los sitios web de asesorías incluyen la dirección, teléfono y email, pero aun así es conveniente revisar qué son visibles y están actualizados.

Comprueba también que coinciden con la ficha de Google Maps. Así es más fácil que tu nombre aparezca en mejor posición en las búsquedas locales.

5.- Colocar testimonios de clientes satisfechos sin identificar

Es muy habitual incluir este apartado en las páginas web. Pero estos tienen que ser reales, y además parecerlo.

Unos testimonios sin el nombre de su autor, su empresa o algún dato que nos indique que esa persona existe de verdad, no solo no genera más confianza, sino que la perjudica.

Si es posible, añade una fotografía o un link a su web.

6.- Utilizar textos que parecen copiados de tu competencia

Otro de los errores frecuentes que cometen gran parte de los sitios web de asesorías es utilizar unos textos muy similares a los de la competencia. En muchos casos son mensajes vacíos, tan repetidos que ya nadie les presta atención.

Los textos son el elemento más importante. Necesitas un buen envoltorio, que es el diseño, pero el contenido es lo que marca la diferencia.

Piensa en un cliente potencial que está buscando una asesoría con la que trabajar. Va a visitar 5 o 10 sitios seguidos. Si los textos de tu página son iguales que el resto, si no hay nada que le llame la atención, pasará de largo. Habrás perdido un posible cliente para siempre.

7.- Tener un blog abandonado o desactualizado

Cuando te entregan tu nueva web, empiezas con ganas a publicar. Pero al poco, al no ver resultados, o por falta de tiempo, lo dejas. Y ahora solo tienes post antiguos, o con una o dos publicaciones.

Si mantienes un blog en tu página web, este debe estar al menos actualizado.

Si tienes varios post (más de 5 o mejor de 10) puedes eliminar la fecha de publicación. Es algo que se está poniendo bastante de moda. Pero cuidado. Revisa que ese contenido es cierto que “no ha caducado”.

Si hablas sobre el PGC o estrategia empresarial, puedes hacerlo porque no son temas que se modifiquen con frecuencia.

Pero si estás escribiendo sobre legislación, generas desconcierto en quien te lee. Si no puede conocer la fecha de publicación del post, no va a poder saber si estás hablando de la redacción actual de esa ley o de una antigua. La información que proporcionas ya no es útil para el lector.

Y si tienes uno o dos post, plantéate eliminar el blog. Puedes ocultarlo en cualquier momento o hacerlo visible si decides continuar publicando


En una web pueden existir más fallos, de todo tipo. Los 7 que he comentado son los más habituales que he detectado en las páginas web de asesores y abogados que visito.

Revisa tu web y si detectas alguno de estos errores, corrígelos. Así aumentará la confianza y credibilidad que trasmites.

Y si tienes dudas o quieres que revise tu página web, escríbeme a javi@javiperezd.com y charlamos el tiempo de un café 🙂

Photo by Erik Mclean on Unsplash